viernes, 31 de octubre de 2014

Caricaturas Macabras

Siempre he sido fan de todo aquello que es macabro.
La infancia de aquellos que tuvimos la suerte de vivirla durante los ochenta estuvo llena de caricaturas con temas fantasmagóricos. Fue algo maravilloso.
Por supuesto que en todo recuento de caricaturas lúgubres, Gasparín "El fantasma amigable" tendría que ser el primer personaje en ser mencionado junto con Wendy la Brujita buena, pero ellos nunca me asustaron de verdad. Las caricaturas que realmente me costaba verlas cuando era mas chico de lo que aun soy fueron los capítulos escabrosos de los Looney Toons.

"Hyde and Go Tweet" de 1960 dirigida por el genial Fritz Freleng es una caricatura que me ponía los pelos de punta.
El Dr. Jekill se transformaba en un espantoso Mr. Hyde y eso ya era suficiente para asustarme,  pero cuando Piolín se tomaba la formula y se transformaba en un monstruo Hyde canario gigante, eso si me sacaba de mis casillas. Los pasos del monstruo cuando perseguía al pobre de Sylvestre aun los escucho en mis pesadillas.


Habían otro episodio de los Looney Tunes que me asustaba bastante. 
"Hair-Raising Hare" de 1946 era un capítulo en donde un científico loco que se parece a Peter Lorre, o mas bien, que es Peter Lorre, necesita alimentar a su última creación y Bugs parece ser el candidato perfecto para convertirse en su cena. Gossamer el monstruo peludo pelirrojo no le puede dar miedo a nadie, el que me daba miedo era Peter Lorre.


Disney no se quedó atrás en hacerme temblar de miedo. Tenía un corto animado sobre La leyenda del Jinete sin Cabeza de 1949 que en español estaba narrada por el inigualable Tin-Tan.
Wow que si me daba miedo.  


Misterio a la Orden (1969)
Scooby Doo es de cajón.
El estudio de Hanna Barbera era aficionado a hacer caricaturas de misterio y monstruos.
Goober y los cazafantasmas fue una poco famosa pero que contaba con mosntruos bastante espantosos. De la que sin lugar a dudas me hice fan fue de Clue Club, la chica del grupo que se llamaba Pimienta me encantaba y los dos perros que acompañaban al grupo de chicos detectives me parecían mas chistosos que el propio Scooby.
Pero Scooby Doo es la mas grande de todas sin dudas.
Aunque la pasaban como a las 2:00 de la tarde aun así había capítulos que me asustaban bastante.
La temporada que tiene realmente ese espíritu tenebroso genuino es la temporada original que se llamaba Scooby Doo, Where are you? de 1969 que en México le pusieron "Misterio a la Orden".  


Drak Pack "El equipo increíble" (1980)
Esta caricatura era mi absoluta favorita de chico.
Que mas podía pedir yo sino que me pusieran a los monstruos clásicos de superheroes con superpoderes, y que anduvieran en su auto transformable luchando por derrotar los malvados planes de su archienemigo el nefasto Dr. Dredd. 
El jefe del equipo increíble no era nadie mas que el mismísimo Conde Drácula o el Gran D como lo llamaban de cariño, cuya voz en español la hacía el gran actor de la época del cine de oro, Eduardo Alcaraz (que casi siempre salía de mayordomo como en la película Pablo y Carolina de 1957).
"Toad" el secuaz del Dr. Dredd cuya voz era del inigualable Arturo Mercado, cuando hacía alguna tontería, sacaba un matamoscas y se pegaba con él en la cabeza diciendo "Niño malo, niño malo". Esa frase se volvió muy popular.

Aullidos, Franquie y Drack Jr.
Los Mini-Monstruos (1987)
Por canal 7 pasaban un bloque de caricaturas que se llamaba "The Comic Strip"
Ahí salían caricaturas como "Las ranas del Barrio", "Karate cat" o  "Los Tigres del Mar" (versión acuática de los Thundercats.) 
Mi caricatura favorita de The Comic Strip eran los Mini-monstruos. 
La onda estaba en que a dos niños normales, pero muy traviesos, ya no los aguantaban sus papas y deciden mandarlos a un campamento de verano, pero los mandan al primero que se encuentran, sin saber que se trata de uno exclusivo para monstruos.
Todos los monstruos clásicos en sus versiones infantiles se encuentran en el Campamento "Mini-Mon" y viven todo tipo de aventuras.
Al hacer caricaturas de monstruos casi nadie incluía al hombre invisible, pero los creadores de Mini -monsters si y eso me encantaba. Igual que al pequeño Godzilla.
Obviamente, el doctor del campamento era el Dr. Jekill. 


Beetlejuice. (1989)
El que si que era una delicia delirante era el superfantasma, Beetlejuice, en su versión animada. 
"The ghost with the most"
La serie en inglés dependía esencialmente de puros juegos de palabras para hacer su particular tipo de comedia, por lo cual, la traducción en español no siempre tiene sentido y no siempre es chistosa, pero como siempre los actores de doblaje salieron al quite y le echaron de su ronco pecho y echaron su propio relajo lo que la vuelve muy divertida. Recuerdo particularmente al Fiestanimal un monstruo especialmente diseñado para animar fiestas. Lo único que profería esta alimaña era la palabra: ¡Fiesta!
La estética del no- mundo toda retorcida me encantaba.
También recuerdo cómo odiaba mi hermana que le dijera que se parecía a Lydia Deetz, pero es que eran igualitas.


Conde Patula.(1988)
El rey de todo lo macabro era sin duda el Conde Patula.
Como disfrute de esta caricatura del único pato vampiro vegetariano de la historia. De hecho, era el único lugar de donde podía sacar yo referencias vampíricas en una época en que internet era un sueño guajiro, no había manera de comprar libros gringos mas que en American Book Store y todo lo que sabía de vampiros lo había leído en la Enciclopedia Britannica.
Comprar películas en VHS era un absoluto lujo y era dificilisimo conseguir alguna de Dracula.
El Conde Patula fue así durante mucho tiempo mi única y divertida fuente de inspiración de todas mis creaciones vampíricas dibujadas.
Esta serie también dependía en su idioma original de muchos juegos de palabras por lo que le sucede lo mismo que a Beetlejuice, muchos chistes se notan forzados y no tienen sentido porque es imposible de traducir  los juegos de palabras al Español.
Con esta serie animada inglesa, los actores de doblaje mexicano si se despacharon con la cuchara grande pues al darse cuenta de que no iban a poder hacer una traducción literal del original improvisaron muchas lineas que volvieron a esta serie una verdadera fiesta de divertidos localismos mexicanos. 


Ahora pasamos a caricaturas menos conocidas pero que yo recuerdo con mucho cariño.

Los Frankenpiedra (1979)
Hanna y Barbera decidieron que sería divertido si los Picapierda tuvieran de vecinos a una familia como los clásicos Munsters.
Primero, fue la familia Horrísono. Los papás se llamaban Horrpila y Lugubrio, y su hijo Espantaleon que tenía una araña de mascota. De hecho ellos se parecían mas a los Locos Addams que a los Munster
Luego ya con Pebels y BamBam de adolecentes tuvieron de vecinos a los Frankenpiedra 
 Ellos si eran los Munster de Piedradura. Eran mi adoración.



Rick Morani's Gravedale High (1990)
Antes de las monstruitas de Monster High existió Gavedale High. Si señor.
En estas caricatura salía Rick Morranis haciéndola del profesor humano en una prepa de puros monstruos. Como era de esperarse, salían todos los monstruos clásicos otra vez, pero ahora en su versión preparatoriana. Era como si los pequeños monstruos del campamento Mini-mon hubieran crecido y entrado a la prepa. Era muy divertida.

Vinny Stoker
Ernest the vampire (1988-1991)
Canal once siempre fue fuente de material vampirico bastante inusual.
Fue gracias al canal politécnico que pude ver en su momento la adaptación de Drácula para televisión de la BBC y continuamente pasaban las de Christopher Lee. 
Bueno pues en este canal cultural pasaban unos pequeños cortos entre caricatura y caricatura que contaban las aventuras de un vampiro francés con colimllos como de morsa que al final de cada episodio se daba cuenta de que lo que había pasado no había sido mas que una pesadilla. 
Eran muy divertidos pero era difícil verlo sino se soplaba uno toda la barra de caricaturas del once.


Mina y el Conde (1995)
Rob Rezentti animó este único episodio sobre un conde vampiro que se equivoca de casa y llega a la habitación de una pequeña niña en lugar de a la habitación de una joven doncella a la que pretendía morder.
Este único capitulo formo parte de un proyecto del prolífico Cartoon Network noventero llamado What a cartoon!
De este proyecto nacieron nombres que se volvieron institucionales como el Laboratorio de Dexter, Las Chicas Superpoderosas y Jhonny Bravo.
Yo esperaba con ansias que Mina y el Conde pudieran tener su propia serie pero nunca sucedió.  
Interludio con el Vampiro se llamó este único episodio que me trae muchos y muy gratos recuerdos de una hermosa época en que todo parecía posible.


¿Cuáles son sus caricaturas tétricas favoritas?
Hoy que es día de brujas es el momento de confesarlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario